Sergio Blanco Bermúdez, abogado de Stiuso, confirmó que su representado no se encuentra en el país actualmente, declarando “está afuera del país por la campaña de la que está siendo víctima, más hechos agresivos, más amenazas que viene recibiendo”.

Asimismo contó que la decisión del ex espía de estar alejado del país tuvo mucho que ver con no generarle perjuicios a sus familiares. Añadiendo que hay una “campaña de demonización” de Stiuso. Ya que según Blanco Bermúdez los medios de comunicación y el Estado intentan que su defendido sea visto como el mal en persona.

Por otro lado, el abogado negó categóricamente la denuncia que el Gobierno realizó ayer contra su defendido por contrabando agravado y evasión tributaria. Agregando que las operaciones (de compra e importación) que el ex espía realizaba pasaban por varias áreas, no es que Stiuso hacía lo que quería. Debido a esto Blanco Bermúdez hablo de que en la denuncia hubo “mala fe” por parte del Estado para con el ex espía.

Mientras que Oscar Parrilli, Secretario de Inteligencia de la Presidencia de la Nación Argentina, aseguró que la maniobra consistió en importar (a nombre de la Secretaría de Inteligencia y de Stiuso) entre 2013 y 2014 mercadería por aproximadamente 94 mil kilos que nunca fue entregada a dicho organismo, especificando que en la operación había material oftalmológico, médico, de entrenamiento electrónico y computadoras.

El abogado de Stiuso también afirmó que “las operaciones que él realizaba estaban autorizadas. Es decir, que fueron legítimas y aceptadas por las autoridades, ya que él no era el jefe”. Sosteniendo que Stiuso no disponía de independencia funcional, por lo que todas las operaciones que realizaba contaban con el aval de sus jefes directos.

Para finalizar Blanco Bermúdez dijo que “pretender que el Stiuso le pasaba información al fiscal Nisman sin que pasara por el estado es inaudito”, ya que él reportaba su trabajo al secretario o subsecretario de Inteligencia.

Loading...