El ingreso de Palacios en el segundo tiempo le permitió a Boca cambiar el rumbo del partido. Esto le hizo obtener un triunfo ante Olimpo. Con dos goles fundamentales pudo revertir un partido que se le estaba complicando a Boca. El marcador fue abierto por Gago, de penal. Luego, Blanco puso el empate temporal para el conjunto visitante.

Sebastián Palacios le dio oxígeno a un equipo de Boca que no tenía respuestas para solucionar un partido que minuto tras minuto se iba complicando más. Con su ingreso en el segundo tiempo, marcó dos goles y le permitió a Boca debutar con un triunfo por 3 a 1 contra Olimpo en La Bombonera.

Boca comenzó el partido ejerciendo presión en el campo de Olimpo y generando peligro sobre los laterales.

El primer gol llegó gracias a una falta de Furios sobre Díaz. Quedaron dudas sobre si fue o no penal, pero el árbitro no dudó. El encargado de patear el penal fue Gago, quien pudo abrir el marcador para Boca.

Unos minutos más tarde, Blanco quedó solo en campo de Boca, sin nadie que lo marcara. Así fue cuando aprovechó un centro y de cabeza puso el 1 a 1 parcial.

Ya en el segundo tiempo, Boca se olvidó de lo hecho en el primer tiempo. Estaba impreciso y con pocas ideas claras. Pocas participaciones en el juego de Gago y Burrito Martínez.

Con este mal momento, el ingreso de Palacios por Burrito Martínez fue clave para el triunfo xeneize. Con dos goles de otro partido Boca ganó y empezó el campeonato de 30 equipos de la mejor manera.

River Boca

River fue de visita a Junín y volvió con un triunfo. Con buenos momentos del Pity Martínez y con goles de Sánchez, Cavenaghi y Teo, dos veces, le demostró a Sarmiento toda su categoría al derrotarlo por 4 a 1. En el equipo de Sarmiento, Héctor Cuevas hizo el único gol para el local.

Con algunos destellos de fútbol, pero sin ser una máquina, River aprovechó el peso y categoría de sus jugadores, quienes golearon a Sarmiento por 4 a 1 y les permitió comenzar el torneo con muy buenas expectativas.

Los goles fueron convertidos por Teo Gutiérrez en dos oportunidades, Carlos Sánchez y Cavenaghi, para el equipo de Gallardo. Héctor Cuevas colocó el descuento para el equipo local.

Al comienzo del partido, a River no le salían las cosas y la pasaba mal en Junín. Sarmiento imponía el ritmo del partido y ejercía presión bien arriba, obstaculizando la salida de River por abajo.

Pero una vez más, apareció la jerarquía de los jugadores de River para cambiar la historia del partido. El encargado fue la nueva adquisición de River, el Pity Martínez.

En una gran jugada, Pity se metió en el área rival y con un pase magistral a Sánchez le permitió a éste abrir el marcador. Fue el tercer gol consecutivo de Sánchez, que anda endemoniado con su puntería.

El gol derrumbó a Sarmiento. Toda la fiesta que había preparado la gente de Sarmiento se apagó con el gol de Sánchez. Con este resultado, River ya encontró más espacios y tranquilidad. Un centro de Pity para Cavenaghi le dio otro gol a River.

En el segundo tiempo Héctor Cuevas quedó de cara al gol. El delantero definió a un costado del arquero de River, y de esta manera el partido se puso 2-1 para River.

Pero duró poco la esperanza de Sarmiento. River continuó atacando y no tardó mucho en llegar a dos goles más. Teo Gutiérrez apareció en dos jugadas y supo definir con clase.

Fue un triunfo merecido de River. Aportó toda su jerarquía y tuvo en Pity Martínez a su comandante para destrabar un partido en el momento justo.

Loading...