La conversación se estaba dando sin problemas y giraba en torno a la unión de algunos cristianos a las filas del Estado Islámico, cuando el jeque Hani Al-Seba’i, residente de la ciudad de Londres, atacó verbalmente frente a cámara a la conductora del programa.

La conductora libanesa Rima Karaki, de la cadena de televisión libanesa Al Jadeed TV, le solicitó amablemente y en reiteradas ocasiones al jeque que fuera conciso en sus respuestas, explicándole que se acabaría el programa antes de hablar de lo realmente importante.

La periodista, educadamente, le volvió a requerir que no se explayara demasiado hacia otros temas sin interés para la entrevista, cuando el jeque la agredió: “Callése, así puedo hablar. Usted no está a mi altura para entrevistarme. Usted es una mujer que…”, le dice el enojado jeque, sin llegar a entenderse claramente qué palabras terminaban su frase. Sin embargo, la periodista libanesa no dudó en contestarle duramente a las agresiones recibidas. “Un segundo. O hay mutuo respeto o esta conversación está terminada”, le advirtió la periodista al jeque.

El jeque islamista, a quien se lo podía observar visiblemente ofuscado, intentó hacer callar a la conductora porque, según él, no estaba a su altura. De esta manera, y luego de haber mantenido una discusión con el jeque, ella dio por terminada la entrevista.

La actitud de la conductora libanesa tuvo una gran repercusión en las redes sociales y puso en evidencia la tensión y malestar existente entre las costumbres liberales de algunos países árabes y los fundamentalistas.

Loading...