“Se trata de una final histórica que nunca se va a volver a vivir. Es maravilloso, único e irrepetible. Vamos a permitir que haya público visitante”, afirmó  el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

En ese sentido aseguró que “esta oportunidad histórica hay que inmortalizarla con un estadio con visitantes”. Los partidos de la final se jugarán los sábados 10 y 24 de noviembre a las 16 horas se jugarán los partidos por la ida y la vuelta de la final de la Copa.

De esta manera, todo parece indicar que  los próximos dos superclásicos serán con público visitante, por lo que habrá que esperar que ambos se puedan desempeñar de manera próspera y pacífica.

Loading...