El actor Paul Walker murió a finales del año 2013 producto del choque con su auto, un Porsche que a pesar de tener el cinturón de seguridad no pudo salvar su vida y evitar que el mundo de Hollywood despida a esta gran persona con una gran carrera sobre sus espaldas donde era junto a Vin Diesel la estrella de la saga de Rápidos y furiosos.

Paul tenía una hija Meadow Rain Walker que ahora ha realizado una demanda al fabricante de autos de lujo al considerar que el Porsche Carreras GT tenía defectos de diseño y seguridad, luego del accidente Walker ya agonizando no pudo escapar del automóvil, quedando atrapado mientras se incendiaba.

Walker murió junto a su amigo, la viuda del amigo de Walker también inicio acciones legales contra la automotriz, aunque la policía que el motivo del accidente fue la velocidad, dicen que iban a 151 km/h, mientras lo abogados dicen que fue a 114.

porsche

El Carrera GT solo dispone de 1200 unidades a un valor de 500.000 dólares, al empresa aún no se pronunció frente a esta demanda, la muerte de Paul Walker hizo que las grabaciones de rápido y furiosos se retrasen un año, la última película fue estrenada este año, donde los actores le brindan un hermoso tributo a un gran actor y una gran persona.

Loading...