Como todos saben la actualidad económica del país no es la mejor, y es por eso que para atenuar el impacto en la inflación, el Gobierno decidió dividir el aumento de las tarifas de gas que regirá desde el 1° de abril: vendrá escalonado en tres meses —10% en abril, 9% en mayo y 8% en junio— y llegará a un acumulado del 29%. “Este escalonamiento permitirá a los hogares hacer frente al aumento de manera gradual. Para ello, el Estado otorgará un subsidio puntual al precio del gas contenido en la tarifa. Este subsidio representa un descuento del 15% en la factura de abril y un 7% en la de mayo”, explicaron desde la secretaría de Energía.

Además, desde junio y hasta septiembre incluido, la factura de gas llegará a los hogares con un descuento del 22% sobre el total, para compensar el aumento establecido en los nuevos cuadros tarifarios durante el período invernal, que es el de mayor consumo. “El 22% del consumo de los cuatro meses de mas frío se va a traspasar a los cuatro meses de verano”, informaron desde el Gobierno.

No obstante, para los hogares de menores recursos continuará el beneficio de la tarifa social de gas, que representa más de un 35% de descuento en las facturas. Por otro lado, el Gobierno va a ampliar el descuento que hoy existe para las entidades de bien público. Será de un 30% en la factura de gas durante todo el año.

Loading...