Fabricaciones Militares: Había sueldos de 60 mil pesos para jóvenes pertenecientes a La Cámpora

En el verano de 2011, la presidente de la Nación Argentina, Cristina Kirchner, nombró como interventor de Fabricaciones Militares a Santiago Rodríguez, un joven de 34 años perteneciente a La Cámpora. Quien desde su designación quintuplicó la plantilla del personal, inundándola con jóvenes sub 30, pertenecientes a dicha agrupación, de los cuales la mayoría no contaba con títulos universitarios, pero pese a eso contaban con sueldos que iban de entre 30 mil a 60 mil pesos.

Además de los abultados sueldos, los empleados camporistas también tenían una serie de caprichos, que consistían en tener salmón en las comidas, utilizar choferes a cualquier hora, y realizar viajes al exterior sin rendir cuentas que justifiquen los mismo.

La gestión de Rodriguez había empezado en enero de 2011, pero su poder se catapultó cuando el ministro de Defensa, Agustín Rossi, lo nombró secretario de Investigación, Tecnología y Producción. Por si fuera poco Rodríguez decidió mantener los dos cargos, convirtiéndose de esa manera en su propio jefe o supervisor.

fm

Ya con sus nuevos puestos el Secretario decidió aumentar los salarios de los “amigos” y puso a su esposa Bárbara Grané (en ese entonces era su prometida), como gerente de Comunicación y Relaciones Institucionales.

fabricaciones militares

Por otro lado dentro de Fabricaciones Militares el sueldo más alto es de 60 mil pesos, para la categoría A19 (la A implica que se trata de un profesional y el número tiene que ver con la carrera). No obstante hasta la asunción de Rodríguez sólo había cuatro empleados A19, pero cuando dejó su puesto a principios del año 2016, había más de 20, muchos de los cuales no tenían ningún tipo de título y le daban órdenes a ingenieros recibidos que tenían sueldos bajos.

Por si fuera poco Rodríguez finalizó su mandato como interventor de Fabricaciones Militares, registrando un déficit anual de alrededor de mil millones de pesos.

Loading...