“Durante las celebraciones de Navidad, los musulmanes que sigan esas acciones religiosas como utilizar árboles de Navidad, cantar canciones religiosas, usar símbolos como la cruz, símbolos religiosos, enviar tarjetas navideñas, encender velas. Estarán en contra de la fe islámica, señaló el Sultán de Brunéi. Agregando que cualquier ciudadano que festeje de manera “Ilegal” la Navidad podrá ser condenado con hasta cinco años de prisión.

“La aplicación de estas medidas es para intentar controlar el acto de celebrar Navidad en forma excesiva y abiertamente, lo que podría dañar las creencias de la comunidad musulmana” expresó el Sultán Hassanal Bolkiah, en un comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Religiosos.

Brunéi es una pequeña nación rica en petróleo que forma parte de la Isla Borneo, en donde el 65 por ciento de su población practica la religión musulmana, por lo que esta iniciativa tendría que ver con el temor que tiene el en que su religión se vea influenciada por el cristianismo.

bruneui
Asimismo luego de conocerse dicha prohibición, la población ha expresado su desconformidad desafiando incluso a la prohibición navideña, publicando fotos en las redes sociales. Acompañando las mismas con el hashtag #MyTreedom, formando un juego de palabras entre “árbol” (tree) y “libertad” (freedom).
Loading...