Un hecho sorprendente ocurrió en Seattle.
En una cancha callejera de básquetbol, situada en el parque Cal Anderson de la ciudad norteamericana, al rededor de 15 efectivos policiales tuvieron que acudir a la ayuda de un sujeto que, por más descabellado que suene, se quedó colgando del aro con la pierna atascada.
El sujeto se habría subido al aro con un martillo, por lo que los oficiales de policía suponen que su objetivo era delinquir. Unos 7 minutos apróximadamente pasaron hasta que se dieron cuenta que la mejor forma de bajarlo era con una escalera.


Por tener poca información del curioso hecho, la persona fue puesta bajo custodia y se está revisando si se presentarán cargos en contra de él

Loading...