Según estudios recientes de medio ambiente, el gran caparazón de hielo de la Antártida Occidental podría desaparecer.

Parece inevitable que se produzca el derretimiento de las masas de hielo en el oeste de la Antártida.

Científicos del Instituto sobre Investigación Climática de Potsdam (PIK) están advirtiendo con los resultados de un estudio actual, de este gravísimo riesgo mundial.

antartida2

La estabilidad de las masas de hielo podría alterarse en el oeste antártico, luego de largos períodos sin cambios.

Los resultados publicados el 2 de noviembre en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, dice que el caparazón de hielo en dicha zona podría destruirse definitivamente.

Los comentarios del director de la investigación, Dr. Johannes Feldmann, sobre este análisis son temibles:

“En nuestras simulaciones bastan 60 años de deshielo, con la rapidez actual, para desencadenar un proceso imparable de deshielo que duraría miles de años”.

El resultado sería un aumento del nivel del mar de al menos tres metros en 1000 años.

“Naturalmente se trataría de un periodo de tiempo muy grande, pero es un proceso irreversible.”

Las masas de hielo no tienen actualmente casi contacto con el agua marina.

Pero la situación cambia debido al calentamiento oceánico y la consiguiente pérdida de hielo en los bordes de la Antártida. El agua de mar baña progresivamente dichas plataformas de hielo, acelerando la pérdida de hielo en la Antártida Occidental.

antartida 3

“Está definitivamente claro que más emisiones de gas de efecto invernadero aumentarían el riesgo de un colapso en la Antártida Occidental y, por lo tanto, la subida del nivel mar de forma imparable“, aclara el coautor, Anders Levermann.

Por este motivo, la humanidad debe intentar reducir rápidamente la emisión de CO2.

“El nivel del mar sube lentamente y destruye partes de nuestra herencia cultural, ciudades costeras como Hamburgo y Nueva York.”

Tal vez la humanidad como la conocemos no cambie en nuestras generaciones, pero va siendo tiempo de abandonar esos egoísmos, y comenzar a pensar en los hijos de nuestros hijos, y tratar de dejarles un mundo menos contaminado y menos desolado.

Loading...