Luego de 4298 días (12 años) Racing volvió a jugar un partido de Copa Libertadores, el torneo de clubes más importante de América. Y ese tan esperado regreso no podría haber sido de mejor manera, ya que el equipo dirigido por Diego Cocca consiguió en su visita a Venezuela una gran victoria al derrotar por 5-0 al conjunto local Deportivo Táchira. De esta manera la academia comenzó con el pie derecho en el grupo 8 contando con un Gustavo Bou intratable para la defensa rival, anotando de tres goles.

Ayer por la noche se pudo ver la mejor versión del campeón argentino, en donde presionando en la mitad de la cancha y acelerando en los momentos justos supo sacar provecho del gran momento que atraviesan sus delanteros.
El primer gol encontró a Bou como asistidor ya que a los 20 minutos de juego ejecuto un tiro libre tirando un buscapié que Luciano Lollo convirtió en gol. A partir de ese momento todo fue de Racing que a los 39 luego de una gran jugada entre Milito y Bou que incluyó una doble pared fue la pantera quien con un remate cruzado calvó el 2-0.
Ya en el segundo tiempo con un equipo venezolano sin reacción el conjunto de Avellaneda terminó de liquidar la historia con dos goles más de Bou (el primero de gran definición, rematando desde la puerta del área) y otro del emblema de este Racing campeón, Diego Milito, quien con un amague dejo sentado al arquero rival y pudo definir con comodidad.

Cerca del final el árbitro chileno Julio Bascuñán cobró penal a favor del Táchira, que luego erro el jugador Jorge Rojas al tirar su remate por encima del arco defendido por Sebastián Saja. De esta manera Racing cerró un partidazo en su debut copero con un resultado que no conseguía desde 1967 año en que ganó la copa.

Loading...