Polémicas declaraciones de Monseñor Aguer sobre la homosexualidad

“Nadie es amigo o enemigo de los gays, hay una doctrina de la Iglesia sobre eso, que la respeta tanto Bergoglio como yo. Y esa doctrina no se cambió, está y estará“, sostuvo Monseñor Héctor Aguer.

Quien lejos de retractarse continuó con su postura al afirmar “En la historia de la Iglesia hay continuidad y renovación. Ahora, la renovación se da sin alterar en absoluto la verdad revelada en la Sagrada Escritura. En la Sagrada Escritura y en el catecismo es muy clara la postura de la Iglesia frente a la homosexualidad”.

Por si esto fuera poco, Aguer también afirmó que Los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados, son contrarios a la ley natural, cierran el acto sexual al don de la vida, no procedan de una verdadera complementariedad afectiva y sexual, no pueden recibir aprobación en ningún caso. Se evitará respecto a ellos, todo tipo de discriminación injusta. Las personas homosexuales están llamadas a la castidad”, mediante virtudes de dominio de sí mismo, que eduquen la libertad interior”.

Por último Monseñor exclamó sin duda unas de las frases más polémicas al expresar “A los muchachos que quieren entrar al seminario yo les pregunto si les gustan las chicas. Si me dicen que sí, les digo ‘ah bueno menos mal’. Yo no ordeno a un candidato que no me diga que le gustan las chicas. Un sacerdote homosexual nunca debió ordenarse”.