Maxi López explicó la foto de la polémica

Luego del gran revuelo que se generó en torno a la foto que Maxi López se sacó con Lionel Messi y Javier Mascherano en el entrenamiento del Barcelona, en tierras italianas, pervio al choque ante la Juventus, el ex delantero de River salió a dar su versión de los hechos.

“Me molesta por mis hijos y por Messi y Masche que digan que por ser amigos míos, Icardi no juega en seleccionado”, manifestó López.

A lo que luego añadió “Todo el quilombo fue armado por mi ex mujer. Recibí un mensaje de mi hijo a través de ella. Me pedía que lo llevara a ver al Barsa para ver a Leo. Le expliqué que no podía ir a la cancha de la Juve. Pero le dije que lo iba a llevar al entrenamiento”.

Explicando también “Gestioné el permiso con un dirigente del Barsa para ir a ver el entrenamiento. Yo hacía como diez años no tenía ningún contacto con el club. Pero no tuvieron problemas en abrirme las puertas. Durante toda la semana, mi ex mujer me pidió que no le fallara a mi hijo. Cuando faltaba una hora para el entrenamiento me dijo que el nene no podía venir. Como ya estaba ahí, entré al entrenamiento y les pedí una camiseta a Iniesta, Messi y Masche para mis hijos, y fué ahí cuando me saqué una foto para que la fuera viendo.“.

Ya para finalizar, el actual delantero del Torino de Italia señaló “La historia de la foto es bastante privada. No tengo ninguna red social, no me divierten y ni me gustan. Entiendo el juego de la prensa, pero no hay polémica con la selección. Las fotos las teníamos mi ex esposa ( Wanda Nara, actual pareja de Icardi) y yo, nadie más. Este quilombo está planeado”.

Loading...