El periodista Jorge Lanata presentó un informe en su programa Periodismo Para Todos, en donde un ex policía y un preso acusado de ser el autor del triple homicidio de General Rodríguez en el año 2008, aseguraron que el actual jefe de Gabinete, fue el “autor ideológico” del asesinato de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

En el informe Martín Lanatta, condenado a cadena perpetua por ser considerado partícipe necesario del asesinato de Forza, Bina y Ferrón, sostuvo “el negocio de la efedrina se lo termina quedando Aníbal Fernández con la gente de inteligencia”. Contando además que él conoció a Fernández mediante, Andres Meizner, hombre que dirigió al RENAR (Registro Nacional de Armas) hasta fines del 2011. Cuando él recaudaba dinero de manera paralela al RENAR, para “el Uno” (Aníbal).

Asimismo Lanatta explicó que fue él quien contactó a Forza con Aníbal, para que el entonces Ministro de Seguridad y Justicia le solucionara unos problemas a Forza ya que este estaba complicado con la Justicia. Pedido al que según Lanatta, Aníbal Fernández acepto a cambio de recibir 250 mil dólares. “En la reunión estuvimos Anníbal, Forza y yo, y fue ahí donde Aníbal le pidió los datos sobre la mafia de la efedrina y le presentó a un agente de inteligencia llamado Máximo”.

También Lanatta aseguró que personalmente retiró dinero pagado por cárteles mexicanos y lo llevó a la Casa de Anibal, expresando “llevé dinero desde el departamento de los mexicanos hasta la casa de Aníbal en dos oportunidades, la primera vez llevé dos millones de dólares, y la segunda 3 millones.

Por otro lado también acusó al precandidato a gobernador bonaerense José Luis Salerno, ex policía y socio de Ferrón comentando que fue proveedor de efedrina de Esteban Pérez Corradi (está prófugo), quien según Salerno se enteró que Ferrón quería fundar junto a Forza y Bina su propio negocio. Agregando que “Perez Corradi me dijo que iba a matar a Ferrón, le dije que lo hiciera porque no le creí nada, incluso después lo hable con mi socio y nos reíamos”.

Por último tanto Salerno como Lanatta reconocieron que “La Morsa”, apodo con el que se refieren al vínculo entre el Gobierno y las escuchas en la causa de la efedrina, es Aníbal Fernández.

Loading...