Fórmula 1 actual: ¿Corren los mejores o los que más dinero tienen?

Es sabido que para correr en la Fórmula 1 es necesario tener cualidades deportivas de excelencia como así también una gran destreza y entrenamiento. Pero también se debe contar con una cuantiosa inversión inicial de 7.3 millones de dólares, monto que generalmente los pilotos que llegan a la categoría reina del automovilismo consiguen mediante el apoyo de patrocinadores.

Si bien es cierto que desde hace décadas los llamados “pilotos por pago” forman parte de las escuderías de Fórmula 1, en los últimos años este fenómeno se ha hecho más frecuente. Por lo que ya no es una condición primordial las aptitudes que tenga el piloto a la hora de manejar su coche, debido a que muchas veces los equipos se decantan por corredores con un gran respaldo económico, en lugar de hacerlo por aquellos que poseen mayores cualidades de manejo.

El caso más emblemático de estos tiempos, ha sido sin duda alguna el de Pastor Maldonado, ya que el piloto venezolano cuentó con el apoyo del gobierno de su país a través de PDVSA (Petróleos de Venezuela), compañía que desde sus inicios en la Fórmula 1 en el año 2011 ha destinado a su carrera profesional aproximadamente 250 millones de dólares (a razón de 50 millones anuales), primero en Williams (2011-2013) y ahora en Lotus (desde el 2014 hasta fines de 2016).

Es por eso que ante este panorama muchas veces debemos preguntarnos ¿Hasta que punto la Fórmula 1 es la mejor categoría del automovilismo mundial? ¿Volveremos a tener temporadas con grandes pilotos como Mansel, Senna, Prost, Villeneuve, Schumacher, Hill, Piquet o Lauda? ¿O simplemente veremos algunos buenos pilotos como Alonso, Hamilton, Vettel o Raikkonen y el resto serán simplemente un “relleno de butacas” a cambio de dinero?