El fiscal que lleva la investigación por el accidente del avión estrellado en los Alpes Franceses cree que el copiloto Andreas Lubitz de 27 años estaba con síntomas depresivos y que había acudido a un hospital clínico universitario y se le habría dado la baja para volar un avión comercial.

Cuando se consultó esto a los médicos que lo atendieron adujeron que no fue por depresión pero tampoco dieron muchos detalles alegando “secreto médico”. El copiloto alemán es el principal imputado por el accidente ya que fue el quien cerro por completo la puerta de la cabina y en la que no pudo volver a entrar el piloto de la aeronave con el resultado ya conocido, 150 muertos y 3 argentinos entre ellos.

Se han encontrado pruebas de que Andreas tiene un amplio historial de depresión debido a una crisis existencial y que estaba en tratamiento activo al momento de subirse al avión, por otro lado se descartó en su allanamiento en su casa una carta de despedida o suicidio.

lubitz

El copiloto estaba recibiendo tratamiento médico y psiquiátrico y afirman que también se había separado hace muy pocas semanas de su novia con la cual tuvo una relación de 7 años, en el 2008 tuvo que dejar su trabajo en la aerolínea por una depresión severa que le costó 1 año y medio de recuperación.

Hoy se conoció a través de la caja negra encontrada del avión, que el piloto que tuvo que dejar su cabina para ir al baño, luego intento como última medida tratar de abrir con un hacha la cabina que es blindada.

Loading...